Estamos viviendo un absurd铆simo momento de la historia de la humanidad en el que, pese a tener todas las libertades y posibilidades, nos dedicamos a decirnos unos a otro lo que debemos hacer, pensar, bromear o incluso hasta en qu茅 momento es l铆cito echarse un pedo.
1
1

Corti